jueves, 26 de agosto de 2010

Tu madre, que lo tira todo...

...o lo guarda tan bien que luego no aparece.
Debe ser un elemento de serie en las madres porque yo, aprovechando la limpieza, he sacado hoy a la calle tres bolsas de basura.
Cacharros de cocina, biberones y chupetes viejos, hasta tengo una licuadora y un pasapuré con el mismo destino, que me da pena la verdad porque funcionan estupendamente.
....total, que me estoy quedando sin "porsiacasos" . Sí, sí, ya sabéis esos cacharros que no se utilizan pero que te resistes a tirar por si acaso los necesitaras alguna vez. Y pasa, que justo cuando te deshaces de ellos te vendrían de rechupete y entonces escuchas: "es que lo tiras todo"
Todo.
Tiraría todas esas cosas que llevan años en cajones sin usarse, esas que salen a la luz una vez al año, cuando sacas el contenido para limpiar el cajón.
Tiraría la ropa que hace lustros que no me pongo y que a ver quién es la guapa que sale con ellas a la calle, porque ya no se llevan, pero que no han perdido ni el apresto de la tela.
Tiraría los juguetes rotos, ese que cogen para jugar en el momento en que lo sacas del cajón para ir caminito a la basura.
Los premios (llaveros, camisetas, porta CDs, llaveros, posavasos y demás) que una azafata aburrida me ha dado por tomarme una copa de tal o cual bebida espirituosa.
Pero tiraría más.
Tiraría las noches de insomnio, los dolores de cabeza u otras partes anatónicas, tiraría las pesadillas de los niños, los malentendidos y las pequeñas disputas. Tiraría los gritos de mi hijo el mayor y el llanto del pequeño, tiraría algunos recuerdos (algunos, otros los atesoro y hasta los acuno antes de dormirme).
Los complejos. Todos. Sin pensarlo siquiera.

Pero lo que decididamente no voy a tirar más son pañales.
Por fin el peque hace pipí como los mayores.

¿A alguien le interesa una licuadora o un pasapuré? Están nuevecitos...

6 comentarios:

DANYGIRL dijo...

Yo también soy de las que lo tiran todo... aunque no me viene de ser madre, antes ya era así!

Akane dijo...

Yo soy de guardarlo todo, por si acaso, pero al no tener sitio en casa, hago de tripas corazón y lo voy tirando y yo misma soy la que me digo: lo ves? Ahora te hace falta y lo tiraste y qué mosqueo me entra....

X dijo...

Las madres lo tiráis todo, eso es así.

Darthpitufina dijo...

Eso es hacer feng-shui, para que la casa esté en armonía y no se acumulen malas energías...
Yo también suelo guardar de todo hasta que me da la etapa feng-shui y entonces no me para nadie... Igual que tú; dos bolsas repletas se van a la basura y justo una semana más tarde, necesitas el "porsiacaso" que no utilizabas durante un año.

Ains...

barbaria dijo...

Será en tonces DANYGIRL, que nos viene de serie a las mujeres en general y el ser madre sólo lo exacerba.
Akane, cuando te toque la lotería acuérdate de comprar una mansión muy pequeña para no acumular demasiadas cosas...
Sí, X, todo. A veces incluso me tiraría a mí misma (cuando estoy de mal humor y no consigo aguantarme ni yo)
¡Bienvenida, Darthpitufina! Una vez intenté hacer feng-shui en casa, pero no estaba bien orientada, ni la distribución de las habitaciones era la correcta, ni las ventanas...el chi (¿se dice así?) recorría mi casa de manera caótica e ingobernable, así que me conformo con cambiar los muebles de sitio de vez en cuando...Visito tus blogs, y te saludo por allí.

De2en2 dijo...

Uy...pensando lo que yo (me) tiraría, a punto estuve de soltar una grosería.

En fin, mientras no tiremos a la basura el humor, seguirá habiendo luz al final del tunel.

Lo dicho Barbaria: cada día te superas más