domingo, 8 de agosto de 2010

Cuenta atrás

Ya estoy en la cuenta atrás (cinco días para dejar de ir a trabajar) pero sé que echaré de menos a mis abuelitos cuando me vaya (un mes es mucho tiempo y quizá a la vuelta me falte alguno).
A veces son insoportables, pesados, quejicas... pero la mayoría cariñosos y siempre, siempre me hacen reir con alguna de sus ocurrencias, para muestra, un botón:
_ Ya hace cuatro días que no voy al baño, me van a tener que poner otra vez un mioma (en vez de enema, naturalmente, no creo que los miomas te hagan ir al baño a menos que te causen demasiado miedo)
_ Hija, los mareos otra vez. Dice la doctora que eso es de las vesiculares.... (sí, las cervicales no tienen nada, pero nada que ver)

Al masaje le llaman de todo, pero de todo menos masaje: frotaciones, fletaciones, unciones, o incluso ¿Hoy no me pones la mantequilla? Cómo si fueran pan recién tostado..aunque pensándolo bien después de llevarse 20 minutos en el infrarrojo casi lo parecen.
Las espalderas en las que procuramos que se agarren para ponerse en pie un ratito son los palitos. Desfilan como nadie por las pasarelas, en lugar de las paralelas.
Los andadores son los "tacatás", sí como lo de los bebés.
Cuando quieren ir al baño piden permiso como en el colegio y lo mejor, lo mejor de todo es cuando te preguntan: "Oye, niña aquí... ¿ cuándo nos pagan?

A la vuelta, nos dice el dire que nos va a cambiar el color de los uniformes (blancos actualmente) para que cada digamos oficio, se distinga con un color: blanco las auxiliares, azul los enfermeros, morado las terapeutas y a las fisio nos ha tocado burdeos (yo, que prometí no usar más ese color en cuanto salí del colegio...). Ahora cuando nos crucemos con alguna compañera en vez de decirle buenos días/ buenas tardes tendremos que saludar diciendo "Hola, soy tu menstruación"

Pero eso será a la vuelta...

8 comentarios:

La reina de la miel dijo...

Tienes un oficio precioso, el oficio de apartar el dolor con tus manos. Ya he perdido la cuenta de a cuántos colegas tuyos he ido en mi vida.
Que tengas un estupendo mes de descanso :-)

X dijo...

Lo mejor y lo peor de (casi) todos los trabajos son los clientes. Aunque en este caso sean más bien los padres de los clientes. :P

Que vaya bien, nos leemos a la vuelta. :-)

Akane dijo...

Qué ocurrencias tienen los abuelos! jaja

DANYGIRL dijo...

jajajaja...mi tía abuela insiste en que le ponga "epidural" al nene cuando se pone malo. Evidentemente, lo que quiere decir es que le dé Apiretal... en fin...

De2en2 dijo...

Disfruta de tus vacaciones..y que los masajes esta vez te los den a ti... en una tumbona y con un mojito (o un majete) a poder ser!

barbaria dijo...

Pues sí Reina, aunque confieso que en vacaciones y ante desconocidos finjo otra profesión (tanatoestética, por ejemplo) porque es decir a qué me dedico para que te contesten diciendo: "Pues no veas como me duele -normalmente la espalda- toca, toca..."
X, aquí la lata la dan los hijos de los clientes, que si "¿mi padre volverá a andar?", que si "poder puede, pero es que no quiere" y esas cosas.
Los abuelos son tremendos, da para escribir un libro...igual algún día me pongo y todo, Akane.
Danygirl, no veas, en mi casa es mi madre la que confunde algunos términos y no es tan mayor. No hay quién le explique que se llama Nintendo y no la "intento".
Aaaaahmm! De2en2, masajes, tumbonas, mojitos...esas vacaciones parecen interesantes...Encantada de saludarte de nuevo.

Pea dijo...

woooooooow
genial profesion la que tienes
se puede leer que te gusta, hay buen ambiente y lo disfrutas, siempre he pensado eso, que quiero vivir mi vida haciendo algo donde disfrute, donde me ria y no me levante cada mañana pensando "cuando se va a acabar?"
que lo pases genial en tus vacaciones, y ojala no falte ninguno cuando vuelvas

Camaleona dijo...

Los abueletes son un mundo aparte... uno tiene que estar preparado para todo con ellos... creo que incluso son más agotadores que los niños...
Así que ya estás de vacaciones... espero que al menos puedas hacer alguna escapada por ahí...