sábado, 5 de junio de 2010

No me pises la entrada...

...la del blog, no la de casa. Bueno, esa también que acabo de limpiar.
Es que parece que hemos puesto de moda entre los amigos eso de tener blog y contarnos la vida así aunque nos veamos a diario.
Desde luego yo soy de la opinión de que escribiendo se dicen cosas que no se dirían a la cara. A veces porque suenan cursi, otras porque nos da vergüenza y otras simplemente porque el pararte a escribir te hace pensar la forma más adecuada de decirlas.
Lo malo, es que en una conversación tienes la oportunidad de que te respondan y poder aclarar el contenido de tu discurso (el no me entiendes frente al no te explicas de toda la vida, vaya) y cuando pones algo por escrito, y más aún en un blog, es como lanzar un mensaje en una botella al mar (virtualmente, claro, que no hay que contaminar los océanos): ni sabes quien la recibe ni lo que entenderá de ahí... Claro que tiene la enorme ventaja de que puedes hablar hasta cansarte sin que nadie te interrumpa.

Y como siempre es difícil saber qué contar, uno va buscando ideas por cualquier parte. Sobre todo en las conversaciones con los amigos...
Hay que estar atento a cualquier comentario, plantear los temas con astucia, observar las reacciones de la gente y sobre todo, lo más importante, hay que ser rápido: " esto me lo pido para contarlo en mi blog!"

Ea, ya lo has dicho.

Cachisenlamar, ¡esa era buena!

9 comentarios:

X dijo...

Jajaja. La verdad es que mis amigos no saben que tengo blog, lo prefiero así. :-)

Ilian dijo...

Me pasa demasiado seguido lo de que me expreso mejor y sintetizo mejor cuando escribo que cuando converso. Siempre me pasa que después de tener una conversación de repente se me ocurre la frase o la palabra perfecta que tendría que haber dicho y no lo dije. Pero bueno como tú dijiste ambas maneras tienen sus ventajas y desventajas, y seguiré los consejos que dejaste al final...
Abrazos.. (:

barbaria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
barbaria dijo...

X, esto de los blogs es como una dimensión paralela sabemos que casi todos tenemos uno pero no conocemos los de todos, ni todos conocen el nuestro...

Ilian, me pasa igual, la lengua me va más rápida que el cerebro, tiene vida propia...

Akane dijo...

El otro día lo dije yo eso mismo!!

Camaleona dijo...

Mis amigos me piden cursillos de blog, pero con lo que acabas de contar creo que les voy a dar largas :S

jupiter24 dijo...

Tengo un pronto muy fuerte y desbocado, me gustaria poder parar y pensarlo, si NO es el adecuado simplemente borrarlo como en el blog...
¡¡¡la forma de ser de una persona es distinta si puede pensar sus comportamientos!!!

DANYGIRL dijo...

Joder...pues yo es que lo llevo con tal secretismo que alguien menciona la palabra "blog" y yo digo "eeeeinnn ¿qué es eso??
jjajajaja.

barbaria dijo...

Caray, Akane, ¿no estaríamos en la misma conversación?
Pues como que sí Camaleona, o como que no, tambien resulta muy divertido!
Aiiinss! Los prontos no juegan malas pasadas. Pero si nos conocemos y sabemos que los tenemos hemos de hacer lo posible por evitarlos, por controlarlos porque es cierto que no se pueden borrar tan fácilmente, jupiter24.
Pues sí que aguantas, DANYGIR, si alguna vez necesito contar un secreto me acordaré de tí;)