viernes, 12 de octubre de 2012

Otoño


Me alcanza la noche antes de haber tenido tiempo de esperarla.
Me llega el frío mientras las mangas largas siguen durmiendo en los cajones.
Me llega la lluvia, ligera, menuda, tiñendo de gris oscuro las aceras.

Me llega...
... o me llegaría si no fuera porque a estas alturas seguimos teniendo  30º de temperatura y no sé si para el puente me iré a una casa rural en la montaña para encender la chimenea o a la playa...total, aún no he guardado el bikini... y no es que me disguste el calor, no, (los más antiguos sabéis como odio el otoño) es que ya me aburre de llevar la misma ropa. Y es que, aunque en las tiendas se empeñen en ponernos es aire acondicionado a tope para tentarnos con suaves y cálidos tejidos, es salir a la calle y darte cuenta de que no vas a poder estrenarlas hasta reyes, por lo menos.
Dichoso cambio climático...



7 comentarios:

X dijo...

Joder, pensaba que tu amiga la rubia te había dado la patada y te habías quedado sin internet. Me alegra ver que no es así. :-)

Camaleona dijo...

A mí también me encantaría disfrutar del otoño, y no sufrir por un día más esté verano interminable

barbaria dijo...

La rubia sigue haciendo de las suyas, X, no creas, pero la ausencia de una musa que me inspire no creo que haya sido cosa de ella, ;P.

Pfff, Camaleona, lo peor es que llegará y me arrepentiré de haberlo deseado.

Pitt Tristán dijo...

Tendrías que escribir más, no por tí, por los lectores, tienes madera y eres divertida. Pero no creas que este comentario va de halagos, no, más bien es para lo contrario: Alguien que vive en esa maravillosa ciudad que es Sevilla ¡no tiene derecho a quejarse!
Saludos.

Elysa dijo...

En fin, ya se va notando el fresquillo por la noche y es un respiro.
Me alegra volver a leerte.

Besitos

víctor palomino dijo...

Un gusto leerte, aquí soportando aún el frío, apesar que estamos ya en primavera, esperando los días calurosos, ahora tengo las lloviznas y el viento gélido. Este cambio climático que ya no sabremos después que estación estamos.

barbaria dijo...

Hola Victor, :)
Parece que compartimos el tiempo, mientras tu vas a la primavera aquí se acerca el invierno y nos cruzamos por el camino compartiendo lloviznas y viento gélido.