domingo, 27 de mayo de 2012

De cómo llegar a ser cheerleader...

En su lucha contra viento y marea que el dueño del centro donde trabajo lleva a cabo para recaudar beneficios ( aparte de haber aprendido lo que se ahorra sin pagar sueldos) contrata a una superjefa _directora de comercialización y psicóloga_ que además de "vender" el centro se va a encargar de coordinar los servicios de terapia ocupacional, psicología y fisioterapia de todos los centros.
Pretende, según nos explica, que todo funcione igual en todos los centros "como en un McDonald´s" y yo me pregunto para qué coño han servido los protolocos y protocolos de actuación que hemos tenido que hacer para coordinar los servicios durante estos años.
Está bien, eso de tener una cabeza (yo siempre he opinado que mi servicio estaba olvidado de la mano de Dios por no tener un responsable en la mesa de juntas, aunque siempre había supuesto que ese responsable sería un fisioterapeuta) alguien que consiga que se oigan y se valoren las propuestas que hemos llevado a cabo, alguien que se pase por el forro el convenio y la ratio que dice que un fisio por cada cien residentes es un número adecuado...
Total que la señora _seria, profesional_ no parecía mala opción a pesar del rubio platino decolorido y áspero que cubría su pelo excepto en los dos centímetros más cercanos a la cabeza.
_ No voy a cambiar nada que funcione bien, y lo que funcione mal, intentaremos mejorarlo. De momento lo que voy a hacer es observar vuestro trabajo._Anuncia con una gran sonrisa.
Vale, aparece en el gimnasio y se acerca mientras yo ayudo a levantarse a una residente asida a las espalderas.
_VENGA!!, ARRIBA!!_ dice mientras la sujeta por un brazo y tira de él para incorporarla
La mujer extrañada se pone en pie detrás de su brazo
_MUY BIEN!!_ grita sonriendo y asintiendo exageradamente con su cabeza_ESO ES!!, ASIIIIIÍ!!. AHORA LEVANTANDO LAS RODILLAS ¡UN, DOS!¡UN DOS!
La buena señora hace como los caballos jerezanos, levantando las rodillas mientras la mira alucinada. yo intercambio miradas de "¿que está haciendo esta?" con mi compañera.
De repente su gesto se torna serio, me mira y me dice:
_ Esta estimulación la quiero así y permanente.
Deja de sujetar a la señora y se va.
La buena señora, que aparte de una fractura de cadera no tiene ninguna otra afectación me mira muy seria y me dice:
_El día que me hables así, dejo de venir aunque me quede en la silla de ruedas...
Río, ¿qué otra cosa puedo hacer?
_Natural _apostilla_ ese tinte ha debido de llegarle ya al cerebro.

Pero...me he comprado caramelos de menta para afinar la garganta y por si acaso, un par de pompones..

9 comentarios:

X dijo...

Pufff así va España. Cuando el trabajo de uno consiste básicamente en ganar más o gastar menos, se convierte por arte de magia en experto en el campo profesional de los trabajadores que le rodean. No dudes que querrá saber más de fisioterapia y derivados que todas vosotras. Que es que no rendís porque estáis adormiladas, ¡vagas!

PD. Sin querer queriendo, en el ímpetu estimulante de ancianos, puedes darle un rodillazo en la entrepierna, que no sé si tendrá rubia platino.

Darthpitufina dijo...

Pues nada, ahí vamos con los pompones, la minifalda, y todo lo necesario... faltaría más!

Esperemos que perra ladradora, poco mordedora... ¿no?

Besines, linda!

Elysa dijo...

¡Tiempo si leerte! ¡Qué sepas que me he acordado de ti!
Estoy con la señora, el tinte le ha debido estropear alguna neurona, pero ¡miedo me dan! hay muchos como esta por ahí y encima ¡tienen trabajo!
¡Ánimo!

Besitos

barbaria dijo...

X, (que alegria leerte, por cierto) no creas que es mala idea, incluso puedo convencer a uno de los ancianos para que le de por mí, que va a salir mejor librado, jejeje.
Pues sí, Darthpitufina, lo que haga falta, todo por conservar un puesto de trabajo por el que no me pagan ni un mes a tiempo :)
Elysa, hola.Yo no sé si será el tinte, que tampoco quiero que se me echen encima todas las rubias platinos del mundo, pero a mi me huele a chamusquina...

Yandros dijo...

Dime donde está el gimnasio que me voy a hacer pasar por residente-paciente o lo que sea...
Verás lo que le suelto a la barbie animadora cuando venga a pegarme voces.,..

Abrazos mil!

barbaria dijo...

Sí, Yandros, si quieres te lo digo, ahora bien, tienes que tener más de 65 años para que te admitan, jejeje

Outsider dijo...

A veces es fácil saber quien sobra en el sistema... lástima que el sistema protege precisamente a esos... a los que sobran porque suelen ser ellos los que deciden.

Y así nos va.

Tequila Limon y Sal dijo...

Es una pena que traten así a gente como vosotras que haceis una magnifica labor en vuestros trabajos. Hace un tiempo trabajé en una residencia, y buff... me quito el sombrero!
(Soy Danygirl, que he vuelto, con otro nombre, otro blog, y más compañía).

barbaria dijo...

Pues sí, Outsider, así nos va o peor...
Hola Danygirl, digo Tequila Sal y Limón. Sí, hija, trabajo no nos falta..el sueldo, eso sí que no llega.