jueves, 4 de noviembre de 2010

Jugando a recortables

El nuevo director de Recursos Humanos del centro donde trabajo se está tomando en serio su tarea.
Después de no renovar los contratos de la auxiliares que ya cumplían, lo ha hecho con las terapeutas ocupacionales. De 8 que habían han quedado 4, y no sé cómo van a hacer para realizar su trabajo adecuadamente. Luego les ha tocado el turno a los enfermeros. También, dice, sobran dos o tres.
Sin embargo tenemos los mismos residentes. Con lo cual va a haber claramente una disminución en la calidad de la asistencia que se ofrece actualmente.
También les ha tocado su parte a las camareras  y a las cocineras.
De momento tengo suerte, porque el gimnasio queda en el sótano y aún no han llegado.
Si llegan, mejor dicho, cuando lleguen, no sé que pasará. Sólo somos dos fisios así que según la ratio sobra media. (un fisio para cada cien residentes, guau).
La otra chica y yo ya nos miramos de reojo.
Eso sí, ya nos han llegado los uniformes nuevos. Verde quirófano.
¿Será por lo de cortar tanto?

9 comentarios:

Camaleona dijo...

Atención pregunta: los ingresos del centro ¿siguen siendo los mismos?
Cuando el recorte del gasto implica recorte de personal sin recorte de servicio... los mayores perjudicados serán los ancianos (en primer lugar) y los trabajadores (en segundo lugar) que querrán llegar solos a lo que antes llegaban con sus compañeros desaparecidos, porque al fin y al cabo, tratáis con seres humanos que además os necesitan continuamente.
ANIMO!!

barbaria dijo...

Camaleona, planteas la pregunta del millón. Los ingresos del centro siguen siendo los mismos puesto que cada residente abona una cantidad por su estancia, algunos de forma privada y de forma concertada con la Junta.
Se han pedido los libros de cuentas para saber si el dinero recaudado y ese soniquete de que "no hay más" concuerda o bien se están desviando fondos (como sospechamos) para que los dueños puedan hacer frente a otras deudas de otros negocios que han quebrado con la crisis.
Evidentemente en su labor de recorte se olvidan de que no trabajamos con ladrillos ni somos máquinas que baste con ajustar el ritmo para que demos más de sí.

Mirna dijo...

Uff... Tengo entendido que trabajas en un hospital o algo por el estilo.
No creo que se deban hacer recortes con esas cosas... Que se compren menos uniformes, ay, no sé... Pero da mal rollito :(
Espero que tengáis suerte las dos fisios...
Desde Marte
Mirna

barbaria dijo...

Es peor Mirna, trabajo en una residencia de ancianos, personas que necesitan muchos cuidados y donde todas las manos son pocas. En cuanto a lo de comprar menos uniformes te diré que en cinco años que llevo allí sólo me han dado UNO, cuando se supone que deberíamos tener uno por año (este es el segundo que recibo) o sea, que por ahí también han ahorrado un poco.
Gracias por vuestros ánimos. :)

La reina de la miel dijo...

Generalmente suele ser el departamento de recursos humanos quien sobra :-S

DANYGIRL dijo...

Bueno, pues tal y como están las cosas, espero y deseo que no te toque a ti!

X dijo...

Y aunque trabajarais con ladrillos, barbaria. Porque vosotros no lo sois, sois personas, y no está la cosa como para ir despidiendo tan alegremente. Debería ser anticonstitucional o algo...

Small Blue Thing dijo...

Hombre, anticonstitucional no sé si será, pero alguien debería informar a la Inspección de Servicios Sociales de la Junta, porque estas cosas se conceden en función de que el centro cumpla una serie de requisitos... y a lo mejor eso tiene que ver con el número de profesionales, que ya no es el que era. Yo ahí lo dejo.

Pero mientras la atención a personas con necesidades especiales o discapacidades, o ancianos, siga siendo una cuestión de "dar algo" y no un derecho civil, pues a tragar. ¡Alegría!

barbaria dijo...

Reina, DANYGIRL, X, Small Blue Thing, gracias a vosotros también.
La Junta está informada, tenemos inspectores cada dos por tres, incluso han aparecido de noche. La empresa trabaja con los mínimos establecidos. El sindicato presiona.
Los familiares de los residentes conocen, aunque sea de forma extraoficial, la situación por la que pasamos...
Nada Small Blue Thing, habría que luchar más arriba, en la puerta del que dice cuántas manos hacen falta para esos cuidados.
Que la fuerza nos acompañe.