jueves, 7 de octubre de 2010

Tengo ojeras...

...sí, no me lo repitáis, que ya me lo han dicho muchos.
¿Y qué haces que no duermes? Me preguntaréis.
Está bien, acercaos. Os susurro:
Por las noches..cazo monstruos.

Me suele despertar un grito desgarrador en mitad de la noche.
Es la voz de alarma, salto de la cama.
Poco importa que el suelo esté frío, no es momento de ponerme las zapatillas, rauda llego al dormitorio del peque. No está. No importa cuánta prisa me dé en acudir, me huele y se esconde antes de que llegue.
Busco en el armario y debajo de la cama. demasiado obvio, no se esconde allí.
No hay monstruos...
_ shiiiii_ contesta_ shi hay uno gande gande...
Desaparece en cuanto enciendo la luz, como todas las criaturas nocturnas.
Si me quedo en la cama, camuflada entre la sábana y el muñeco de Caillou, no se atreve a asomar la cabeza.
En el momento en que vuelvo a mi cuarto, reaparece el monstruo y el grito.
Varias veces, durante toda la noche.
¿Cómo se le explica a un niño de dos años que lo que tanto le atemoriza sólo está en su imaginación?
¿Cómo hacerlo si de adultos nos seguimos asustando como niños con la oscuridad y el desamparo?

Pero he encontrado un remedio, uno sensacional que añoche mantuvo al monstruo alejado del dormitorio.
Ahora, de noche, mi peque empuña un arma eficaz contra todo tipo de monstruos y temores.
Ya no grita, no llora y lo mejor es que no ha tenido que usarla.
Desde ahora, el muñeco de Caillou duerme en la estantería y su puesto lo ocupa una linterna.

7 comentarios:

La reina de la miel dijo...

¿Y cómo saber realmente lo que un niño percibe? ¿Como asegurar que algo sólo está en su imaginación? Los niños están aún en contacto con el Mundo y sus demonios...nosotros, algunos, hemos perdido la conexión. Es una delicia leerte, Barbaria :-)

barbaria dijo...

Anda que... tú habla así que a ver si la que va necesitar la linterna soy yo.
Gracias, Reina.

danygirl dijo...

Bufff... gracias a Dios a mis hijos nunca les ha pasado eso por la cabeza. En mi cabeza no hay monstruos!

barbaria dijo...

Pues si les llega a pasar dany girl la linterna ha dado un resultado excelente, ya ni necesita tenerla en la cama, sólo en la mesilla.

PeRiKa dijo...

A mis hijas les tengo un punto de luz en el fondo de la cama que para ellas es suficiente para no ver monstruos, aunque a veces también tengo que cazar alguno...

Darthpitufina dijo...

Alguien dijo que cuando eres madre, las ojeras empiezan a formar parte de tu anatomía...

Espero que con su láser anti-monstruos consigas dormir un poquito, porque está demostrado que funciona...

Besotes, cariño!

Camaleona dijo...

Qué gran idea!! la tomaré prestada y la pondré en práctica si alguna vez la necesito!!
Cuando mis hijos vienen llorando con sus pesadillas nocturnas monstruosas, imaginamos maneras de asustarles y que se larguen... les soplamos en la nariz, o les estiramos de la oreja, les lanzamos ramos de flores sobre los ojos, o cientos de mariposas al pelo...terminamos riendo y ellos durmiendo...