domingo, 7 de febrero de 2010

Tiana y el sapo

¿Adivinen?
Sí, mi niño ha conseguido reunir suficientes estrellitas rojas como para darle su premio, que esta vez ha sido ir al cine, previa invitación de Nefer a compartir su salida.
Bah, no pienso hacer crítica de la película porque para eso estan los críticos y la gente que entiende, yo he ido a entretenerme y esta no ha sido de las malas.
Pero si alguien no quiere que les jodan avisen el argumento, pues que no siga.
Y es que, la peliculita tenía trasfondo y todo, dando a elegir a los protas entre lo que quieren y lo que necesitan.
Querer y necesitar no es lo mismo, como decía Alejandro Sanz. Y muchas veces nos empeñamos en conseguir lo que queremos en vez de atender a lo que necesitamos.
La puñeta está en que la gran mayoría de las veces no somos capaces de ver por nosotros mismos que lo que necesitamos es muy diferente de lo que pretendemos conseguir pero ¡ay, del que nos lo diga!
¿Cómo van a ser más evidente nuestras necesidades para otros que para nosotros mismos?
¿Donde queda el derecho a equivocarnos, a aprender, a rehacer nuestros objetivos y a crecer en el viaje?
Yo no sé lo que necesito, a veces se da la casualidad de que encuentro algo y digo "esto!" pero si alguna hada madrina (o bruja de vudú) se ofreciera a mostrarme mis necesidades rehusaría gentilmente.
Prefiro buscar yo sola el camino.
Aunque me cueste andar en círculos una temporada.
Y me acuerdo de mi profe de matemáticas que jamás nos daba una fórmula, sino sólo las pistas necesarias para deducirla a partir de las operaciones correspondientes. Muchas veces no era fácil, por eso era tan grande la satisfacción de conseguirla. Era estupendo saber que podías llegar por tí misma en vez de recurrir a la calculadora ciéntifica (aquella tan maravillosa que las tenía todas almacenadas en su memoria)
Perdonen...igual desvarío, que he empezado hablando de una rana...

...que yo lo que iba a contar era que Dani, cuando vió que el malomalísimo necesitaba sangre de su víctima para darle al otro la apariencia del primero -- ¿lo estoy liando mucho? es que no quiero contar más de lo necesario, que está penado por ley...-- se volvió hacia mí y exclamó (si se puede exclamar susurrando): "¿sabes por qué necesita su sangre? ¡porque ahí está su ADN!"


Yo creo que éste va para ciencias.

11 comentarios:

X dijo...

Jajajaja. ¿Ya vio Jurassic Park? Igual es eso...

Anónimo dijo...

Señorita Barbaria:
Heme aquí que soy inspector de la SGAE y le notifico por la presente que ha violado el artículo 1 de nuestro reglamento de protección de los derechos de autor. Le insto a que retire la entrada de su estimado blog, bajo advertencia de que, si no lo hiciese, será penada con una sanción pecunaria.
Fdo: lostocacojonesdesiempre.

erranteyerrado dijo...

Que nooo..que era yooo...es que los de la SGAE me ponen de la una mala lecheeeee

Bruji dijo...

Mi hija no llega a ese nivel de comentarios, pero le encantó la pelicula, y lo sorprendente es que a mi también, y eso que a mi las de animación nada de nada.

La recomiendo.

Camaleona dijo...

Para poder ir a ver la película de una princesa con mis dos chicotes, tengo que sobornarlos con chuches, palomitas y lo que se tercie... a mí siempre me preguntan ¿pero también salen ranas no?, como si así su orgullo no quedara maltrecho...

No tengo dudas, tu hijo será un gran científico... ¿le has preguntado a la profe qué narices dan en clase?

barbaria dijo...

¡Qué va Yandros! no ha visto Juriasic Park, todo lo más "érase una vez el cuerpo humano" pero se ve que se queda con todo el chico.
¿Sanción pecunaria? qué nivel erranteyerrado, que erudición en el uso del lenguaje, menos mal que eras tú...
Pues a mí me encantan las pelis de dibujitos y los dibujitos de la tele y los comics, Bruji, y también me gustó la peli ésta. No me extraña que a tu hija también.
Camaleona, aparte de futuro científico y probablemente el constructor de la primera nave espacial tripulada a Marte, es un buen cinéfilo, aprecia todas las pelis incluidas las de princesas, incluso las de Barbie,... dice que todas son guapísimas!! Pero sí, salen ranas, y un caimán, y un malo muy malo con fantasmas y todo, y una luciérnaga muy graciosa, creo que también les gustará a tus niños.

Nefer dijo...

Eso... eso... haz que a esos niños les encante la luciérnaga!! Eso! Eso! Qué mala eres!

X dijo...

¿Yandros? Me confundes con otro jajaja.

barbaria dijo...

Trágame tierra!!!
Perdón,perdón,perdón!!!
X, te prometo que no volverá a pasar(...hasta que pase) es que venía de su blog y me confundí, no sé cómo lo haces tú con tanto seguidor que tienes...pero mira, ahora sé que repites la visita.

Small Blue Thing dijo...

Pues habrá que ponerle solución.

BREOGAHN dijo...

@Anónimo de las 05.20

XDDDDDD