jueves, 26 de noviembre de 2009

Un cuento para...no dormir?

Resumo un cuento que ha traído mi hijo de la biblioteca del cole.

Las hormigas negras tenían un rico y próspero hormiguero, tanto que decidieron contratar a las hormigas rojas para que les hicieran el trabajo.
Las hormigas negras celebraban veladas de música y poesia y las rojas recogían la comida y atendian a los bebés.
Las hormigas negras miraban a las rojas por encima del hombro, pensaban que eran inferiores y construyeron escuelas sólo para las hormiguitas negras dejando a las rojas en la calle.
Las hormigas negras se volvieron cada vez más vagas y más gordas.


Pero un fatídico día, una gran lluvia hizo que el hormiguero se inundaran. Las hormigas rojas, más ágiles y fuertes pudieron escapar llevándose consigo a los bebés hormiga negra, no así las hormigas negras que no pudieron salir del agujero a tiempo.
Acabada la tormenta, las hormigas rojas reconstruyeron el hormiguero y vivieron felices dedicándose a la horticultura y con escuelas para hormiguitas negras y rojas. Y los bebés hormiga negra crecieron, casándose con las hormigas rojas y teniendo hormiguitas grises.


Moraleja:

_¿Ves, mamá? Si contratas a alguien para limpiar la casa, te vas a poner gorda y cuando te ahogues me iré a vivir con esa persona y me casaré con ella cuando sea mayor y tendremos niños de colores...

No me digáis que no da miedo...

10 comentarios:

Txispas dijo...

ostia.
perdón, pero no se me ocurre nada más que decir... leñe con la moraleja que ha sacado tu hijo eh? jopé

erranteyerrado dijo...

jajaja...no me extraña, tu niño ha interpretado lo más lógico. Si es que no todos los autores de libros infantiles estan preparados para escribir fábulas. En fin. Que sí, que da un poco de miedo. Bss,

Camaleona dijo...

Bueno, pero dile que te ayude, que sino el que se pondrá gordo será él y cuando llueva no podrás sacarle y os ahogaréis los dos...

barbaria dijo...

Camaleona, ya sé que decirle cuando no quiera poner la mesa.
Txispas, yo también me quedé sin palabras...
Si es que hay cuentos que pa´qué, erranteyerrado

Pea dijo...

jajajaja
como convirtió la moraleja, eso de los cuentitos de animales, fabulas ... nose, no me agradan mucho, por que darle tanto rodeo a algo si puedes decirlo directamente?
no me agrada el asuntito ese, pero de eso no trataba la entrada, veo que ahora hay más comentarios, que bien ^^
asi somos más los que nos entretenemos con tu blog.

erranteyerrado dijo...

Yo diría, parafraseando a quien tú sabes, que "hay cosas que ni qué"

erranteyerrado dijo...

P.D. Gracias por tus ánimos a quien tú sabes ;)

barbaria dijo...

Sí, Pea, el cuentito se las trae y además resulta muy confuso. Así que hemos aprovechado para hablarle nosotros de temas tan importantes y complicados como la discriminacíon y el racismo. Le hemos hablado de personas y no de hormigas y tratamos de que comprenda esas situaciones. Un problema de los niños es que no traen criterio de frábica y tenemos que formárselo, pero una ventaja es que tampoco traen prejuicios y nosotros pretendemos que siga sin tenerlos.

Erranteyerrado, es un placer.

petaqui dijo...

juer con la moraleja.... 0.0, m eh e quedado flipado

petaqui dijo...

leñe xD, la que he liado, queria poner "me he" no "m eh e" jaja